Oficina de Información

A los pies de la Virgen del Remedio

 

El primer encuentro anual

de catequistas se llevó

cabo este curso en Ocaña

 

En Ocaña el pasado 16 de febrero, acogidos cordialmente por su párroco y vicarios y por el grupo de catequistas de la parroquia nos reunimos este año los catequistas de la Vicaría de La Mancha. Este año el cartel anunciador fijaba el tema: Catequistas, testigos de la Fe. Y alrededor de éste se organizó la mañana del sábado.
 

José Ramón Romo

 

A los diez y media nos reunimos en el teatro Lope de Vegas que el Ayuntamiento cedió amablemente para celebrar esa asamblea. Fueron llegando los autobuses, los coches de los sacerdotes repletos de catequistas... Los empleados del teatro desde una hora antes estaban disponibles y allí fuimos enchufando proyector, equipo de sonido, micros, etc. Los catequistas de la parroquia de Yepes organizaron la oración de inicio que tuvimos que resumir en el himno de la iniciación cristiana y en el rezo de la oración inspirada en palabras de san Ildefonso que entregamos en la presentación del Directorio de Iniciación Cristiana el año anterior.
 

Después, vino una charla sobre el tema. El delegado de catequesis expuso el testimonio de tres catequistas santos: Santa Magdalena de Nagasaki catequista mártir; Beato Junípero Serra, evangelizador de México y California y nuestro querido nuevo doctor de la Iglesia: San Juan de Ávila en una faceta de su ministerio poco conocida y, sin embargo, relevante en su quehacer: Catequista. Nos tomamos un descanso en el que el grupo de Ocaña nos ofreció sus peculiaridades en pastas y bizcochos. Todo rebueno (como dirían en Argentina). En ese momento estuvimos contando los catequistas asistentes: 318 venidos de más de treinta parroquias de la Vicaría.
 

La segunda parte fue para los testimonios de catequistas: Mª José y Almudena. Claro está que bien condimentados con anécdotas de sus grupos. Les habíamos pedido que nos hablaran sobre Cómo te ayuda el ser catequistas para tu vida de fe. Algunos avisos y un colofón lleno de alegría y fiesta. El grupo de catequistas de Villacañas nos ayudó a aprender algunas canciones para la catequesis.


Pero la última parte fue la más hermosa. don Eusebio y sus colaboradores, contando con el coro parroquial y el presidente de la Hermandad de la Virgen de los Remedios prepararon una oración al hilo del Año de la Fe y ante la imagen muy hermosa de Ntra. Sra. de los Remedios que han situado en el amplio presbiterio de la iglesia parroquial a la que nos permitieron acercarnos a besar la medalla en un gesto muy singular puesto que sólo se coloca la medalla en muy contadas ocasiones a lo largo del año.