Plan Pastoral Diocesano

Noticias


Don Braulio: “La Jornada Mundial de los Pobres es una ayuda inestimable para nosotros y nuestra felicidad”

El escrito dominical del arzobispo de Toledo, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, va dedicado a la Jornada Mundial de los Pobres, instituida por el Papa Francisco,  que se celebrará, por vez primera, el próximo domingo 19 de noviembre. “No es una Jornada Mundial que lleve consigo una colecta especial. Es una Jornada de concienciación dirigida a toda la Iglesia y a los hombres y mujeres de buena voluntad, para que en todo el mundo las comunidades cristianas se conviertan cada vez más y mejor en un signo concreto del amor de Cristo por los últimos y los más necesitados, pues somos de Aquel cuya existencia es dar y darse hasta el fondo” subraya el Sr. Arzobispo.

 

El Arzobispo de Toledo explica el sentido de esta Jornada

Don Braulio Rodríguez explica al respecto: “Sabemos que esta orientación del Papa inquieta a muchos, porque piensan que Francisco es un populista más. No le entienden porque hemos perdido el sentido de Pueblo de Dios, que ha de ocuparse de todos sus hijos. Por esta razón vemos que el Papa quiere: “Al mismo tiempo, la invitación está dirigida a todos, independientemente de su confesión religiosa, para que se dispongan a compartir con los pobres a través de cualquier acción de solidaridad, como signo concreto de fraternidad” (Mensaje del Papa para la I Jornada, 13.6. 2017).”

 

Sugerencias concretas 

El arzobispo de Toledo insiste en la iniciativa del Papa Francisco: “Por ello, nos exhorta el Papa a organizar distintos momentos de encuentro y de amistad, de solidaridad y de ayuda concreta. Llega su Santidad a sugerir que sentemos a nuestra mesa a personas pobres como invitados. Iniciativa también para este domingo 19 de noviembre es la oración para que cambie nuestra mentalidad. Ésta no es una acción individual, sino la acción de una comunidad, que no se deja llevar únicamente de política de mercado.”

 

La Vida es don y no propiedad

El Primado entra en detalle a la hora de explicar el sentido más profundo de la Jornada: “El espíritu de pobreza anunciado y vivido por Jesús corrige dos desmesuras: la avaricia y el despilfarro. Inspira y libera nuestra capacidad solidaria y hace que cada ser humano resulte un dispensador de bienes. La vida es un don y no una propiedad y debemos crecer en la capacidad de ser administradores de bienes que liberen el sufrimiento de tantos, que no podrían salir solos de su situación de pobreza o del umbral de la misma.”

 

Ocasión para recordar a los desheredados

Don Braulio concluye su escrito con una frase para profundizar: “Esta Jornada Mundial de los Pobres puede ser una ayuda inestimable, para nosotros y nuestra felicidad, pero sobre todo para los más desheredados del mundo.”

 

Para acceder al escrito semanal:  pinchar aquí.

Pin It
Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies