Plan Pastoral Diocesano

Noticias


El Instituto Secular “San Bonifacio” premiado por su trabajo con las mujeres víctimas de la violencia de género

El pasado viernes, 24 de noviembre, tenía lugar la entrega de premios “Meninas 2017” en la ciudad de Talavera de la Reina. Se trataba del acto conmemorativo del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que se celebró en el Centro Cultural “El Salvador”.

Son los galardones con los que la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha reconoce la labor de instituciones y particulares para la erradicación de cualquier forma de violencia sobre la mujer en la región.
Los reconocimientos, en forma de estatuillas que reproducen la imagen de una Menina de Velázquez, se otorgaron a propuesta de un jurado presidido por el delegado del Gobierno e integrado por los subdelegados provinciales, la Unidad de Violencia de Género de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha y sus unidades provinciales de Coordinación.

 

Premiados

En esta edición ha sido premiados: Faustino García, fiscal delegado de Violencia sobre la Mujer; la Federación de Mujeres y Familias de Ámbito Rural (Amfar); el equipo de Atención Social de la Policía Local de Talavera de la Reina; el Instituto Secular San Bonifacio y su Casa Santa Lioba; y los ciudadanos Félix Martínez y Ricardo Martínez.

El Delegado del Gobierno, José-Julián Gregorio, señalaba acerca del Instituto Secular “San Bonifacio” presente en la ciudad de Talavera de la Reina: “Uno de esos caminos es el de la generosidad y la valentía que demuestra la Casa Santa Lioba, con su directora Águeda Gil al frente, dando alojamiento a mujeres y a sus hijos víctimas de violencia de género”.

Águeda Gil, consagrada del Instituto Secular premidado, ha señalado que este premio ha sido asignado por “el trabajo que realiza esta institución con las mujeres víctimas de violencia de género; esta casa siempre se ha querido caracterizar por ser un sitio donde las mujeres que sufren puedan ser acogidas y recibidas al estilo tal como nos pide el Papa Francisco“.

 

Casa Santa Lioba de Talavera de la Reina

El Instituto Secular San Bonifacio es una asociación de mujeres, sin fines lucrativos, que como seglares consagradas, viven los consejos evangélicos en medio del mundo. El domicilio de esta realidad eclesial se encuentra en la avenida de Pío XII, 114 donde se encuentra la “Casa Sta. Lioba”.

El Instituto Secular fue fundado en el 1949, por un monje benedictino en Alemania, para dar respuesta a la situación de desastre y miseria que vivía Alemania, después de la Segunda Guerra Mundial. Una gran parte de población tenían que moverse de un lugar a otro careciendo de las cosas de primera necesidad, ya que tuvieron que abandonar sus casas.

Nació para dar respuesta a las necesidades de los desplazados, expatriados y refugiados primero al norte de Alemania, más tarde en otras regiones alemanas y más tarde lo siguió haciendo en otros lugares de Europa, Noruega, París, Londres, Republica Checa, Roma, España.
Son cientos de hombres, mujeres y niños que han sido acompañados en sus diferentes necesidades y procesos y de una forma muy especial a la Mujer.

En España, el Instituto comienza su labor en 1966, primero en la Casa de Espiritualidad “Madre de la Iglesia” y más tarde, en 1973, con el apoyo de un grupo de padres, el arcipreste de Talavera, profesionales y talaveranos sabedores de la situación de muchos niños, niñas, jóvenes con necesidades especiales, que se ven prácticamente sin salir de sus casa por el mero hecho de no haber una Colegio específico para ellos y sus necesidades. Por este motivo se funda el Centro Diocesano de Educación Especial “Madre de la Esperanza”, (lo que hoy es Fundación “Madre de la Esperanza”), llevando durante 30 años la dirección y coordinación de dicho Centro. La falta de vocaciones, y tener que apoyar a la región creciente en Guatemala, hizo que hubiera que dejar esta tarea tan querida por todo el Instituto Secular.

En el año 2003, viendo la llegada de tantos inmigrantes, tantas mujeres que por no conseguir trabajo de inmediato carecían de todo lo necesario, ellas y sus hijos, nacía la Casa “Sta. Lioba” que ya antes existía como residencia de estudiantes. Águeda Gil explica: “Así, una vez más, el Instituto decide dar respuesta y adaptamos una de las plantas del edificio para acoger a mujeres solas, embarazadas o con hijos a su cargo.”

 

Pin It
Galería de imágenes

Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies