Plan Pastoral Diocesano
Plan Pastoral Diocesano

Noticias


Don Braulio: “No entiendo que los padres cristianos acepten callados la reforma de la Ley de Educación”

Mons. Braulio Rodríguez Plaza, arzobispo de Toledo, se dirige, en su carta semanal, a las familias de la archidiócesis con motivo de la Fiesta de la Sagrada Familia. El Primado felicita a todos los padres y madres. Sirviéndose del texto del evangelista Lucas que se proclama con motivo de esta fiesta que se celebra en el domingo posterior al día de Navidad. Don Braulio expone lo siguiente: “Me gustaría deciros que esta narración del Evangelio pone de relieve, ante todo, el valor primario de la familia en la educación de la persona. Esta afirmación está constantemente rechazada por legisladores y gobernantes y puesta en discusión (…) Este episodio de la vida de Jesús adolescente revela así la vocación más auténtica y profunda de la familia: acompañar a cada uno de sus componentes en el camino de descubrimiento de Dios del plan que ha preparado para él.”

 

La educación moral corresponde a los padres

Mons. Rodríguez Plaza insiste en la responsabilidad de los padres a la hora de educar moralmente a sus hijos: “No entiendo cómo padres católicos, que son capaces de aceptar que sus hijos sean bautizados, luego aceptan tranquilamente que sus hijos sean “educados” (mal educados) en lo fundamental de la vida moral por los que son necesariamente secundarios en la educación de sus hijos, sean el Estado, el Gobierno de España, de la Comunidad Autónoma o de aquellos profesores de colegios e institutos que, sin ningún derecho, violan sin empacho alguno la conciencia de los que les ha sido confiado; ya sean en centros de iniciativa pública o privada. La Constitución Española, repito una vez más, en su artículo 27 & 3 lo muestra con la claridad suficiente.”

 

Reforma de la Ley de Educación

Igualmente don Braulio insiste en la importancia de el derecho de los padres en las cuestiones de educación: “No entiendo tampoco que los padres cristianos estén tan adormecidos en este campo de la educación de sus hijos y acepten callados que, de nuevo, un gobierno de la nación apruebe una reforma de la Ley de Educación sin contar con nadie, sean partidos políticos, sean Consejo Escolar del Estado y otras organizaciones de padres. Me pregunto si estamos retrocediendo otra vez a tiempos donde gobiernos fascistas o comunistas, en cualquier caso, dictatoriales, legislaban sin tener en cuenta a los ciudadanos. ¡Qué decepción!”

 

El texto completo de la carta semanal: en este enlace.

 

Pin It
Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies