Plan Pastoral Diocesano

EPISCOPOLOGIO: Arzobispo don Antonio Cañizares Llovera


Imagen de Arzobispo don Antonio Cañizares Llovera

El cardenal y arzobispo de Toledo don Antonio Cañizares Llovera nació en Utiel (Valencia) el 15 de octubre de 1945. Siendo muy pequeño se trasladó a vivir con su familia a la vecina localidad de Sinarcas, donde aprendió las primeras letras. Allí permaneció durante los primeros años de su juventud. En Requena cursó la enseñanza secundaria. Inició sus estudios eclesiásticos en el Seminario Conciliar de Valencia donde obtuvo el Bachiller en Filosofía en 1964. Desde allí se trasladó a Salamanca en cuya Universidad Pontificia, en 1968, consiguió la Licenciatura en Teología. Tres años más tarde, en 1971, en la misma Universidad, alcanzaba brillantemente y con la más alta calificación el título de Doctor en Teología. Su expediente académico y reconocida laboriosidad le merecieron distintas becas de la Fundación Juan March.

El 21 de junio de 1970, en Sinarcas (Valencia), recibía la Ordenación sacerdotal de manos de su arzobispo don José María García Lahiguera. Su primer nombramiento pastoral fue de Coadjutor de la parroquia de Santa María, en Alcoy, en octubre de 1972. En la misma localidad desarrolló otros ministerios sacerdotales como capellán universitario, fundador y director de las Escuelas de Educadores de la Fe, y Consiliario de la Acción Católica Femenina. Sin embargo, la mayor parte de su ministerio sacerdotal lo dedicó a la docencia como profesor de Teología en la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca desde 1972, llegando a regentar la cátedra de Teología de la Palabra (1978-1992), y como profesor también en el Estudio Teológico del Seminario de Madrid y en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas y Catequética de esta archidiócesis. Desde 1978 hasta 1992 ocupó el cargo de Director de dicho Instituto Superior que, en 1986, comenzó a denominarse de San Dámaso.

Otras instituciones que se beneficiaron de su magisterio fueron la Escuela Superior de Educación de la Fe, en Valencia, la Escuela Superior de Pedagogía de la Fe, de la que fue Director, ligada a la Comisión Episcopal de Enseñanza, y la Escuela de Teología para Seglares del CEU, donde ejerció también como secretario. En este período de tiempo, a la vez que se mantuvo en la enseñanza teológica y en diversos cargos de dirección en estas instituciones, fundó, dirigió y colaboró en distintas revistas científicas: Actualidad Catequética (1973-1980), Iglesia Viva (1977 y 1982), Teología y Catequesis (1982-1992), Revista Española de Teología, como miembro de su consejo de redacción (1985-1992), y la revista internacional de Teología Communio, desde 1985. En estos años funda la Asociación Española de Catequistas, siendo su primer presidente (1977-1989); fue miembro del Equipo Europeo de Catequesis y coadjutor en la parroquia de San Gerardo, en Madrid.

En 1985 fue nombrado director del Secretariado de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, cuando ésta era presidida por don Antonio Palenzuela, obispo de Segovia, de quien siempre se consideró discípulo y admirador.

Nombrado por el papa san Juan Pablo II Obispo de Ávila el 6 de marzo de 1992, fue consagrado el 25 de abril de 1992 en su catedral por el Nuncio de Su Santidad en España, Mons. Mario Tagliaferri. Asistieron como obispos consagrantes los cardenales don Marcelo González Martín y don Ángel Suquía Goicoechea. Tomó como lema episcopal: Fiat voluntas tua (Hágase tu voluntad). En la diócesis de Ávila promovió y celebró un Sínodo Diocesano en 1995; dotó de una nueva organización al Instituto Teológico Abulense; potenció el Centro Diocesano de Atención a Disminuidos Psíquicos Martín Herrero; promovió la exposición Castillo interior en la catedral de Ávila, coincidiendo con el XXV aniversario de la proclamación de Santa Teresa de Jesús como Doctora de la Iglesia Universal (1995-1996). Asimismo fundó en la ciudad la Universidad Católica de Santa Teresa de Jesús (24 de agosto de 1996), de la que fue su primer Canciller, ofreciendo una alternativa educativa con una visión del hombre desde el humanismo cristiano para una sociedad en continuo cambio. El papa san Juan Pablo II, reconociendo la importancia de esta iniciativa hecha realidad y su competencia teológica personal, lo nombró miembro de la Congregación de la Doctrina de la Fe en 1996. Durante estos años (1992-1999) fue miembro de la Comisión Episcopal para la Doctrina de la Fe, así como de la Subcomisión Episcopal de Universidades (1993-1996); y colaboró de forma muy eficaz en la redacción del Catecismo de la Iglesia Católica y en su versión española.

El 10 de diciembre de 1996 el papa Juan Pablo II lo nombra arzobispo de Granada y toma posesión de su sede arzobispal el 1 de febrero de 1997. Además, por espacio de unos meses y por circunstancias pastorales, en este mismo año, la Santa Sede le encomienda la Administración apostólica de la diócesis de Cartagena. Durante su Administración fue impulsor y Canciller de la Universidad Católica San Antonio de Padua en Murcia, promoviendo desde el ámbito de la cultura un diálogo no siempre fácil con el Islam. Al mismo tiempo, compaginó el ministerio pastoral en su diócesis de Granada con la presidencia de las Comisiones Episcopales de Seminarios (1996-1999) y de Enseñanza (1999-2005) en la Conferencia Episcopal Española, de cuya Comisión Permanente fue miembro desde 1999.

Como arzobispo de Granada promovió diferentes obras sociales, como la Residencia Oasis para ancianos con hijos incapacitados, o la Residencia para ancianos terminales Santa Clara en Loja, así como otras residencias para la tercera edad y centros de día en Huetor Tajar, Rocón y Motril. Creó la Fundación Granada por el Empleo y la Fundación Virgen de las Angustias para la curación de drogodependientes. Fundó la Escuela diocesana de formación teológica y pastoral San Gregorio de Elvira. Erigió el Museo Diocesano Alonso Cano y dotó de nuevas instalaciones al Colegio Diocesano Virgen de Gracia, y al Seminario Diocesano. Inició la construcción de ocho templos y la restauración de múltiples obras del patrimonio eclesiástico. Promovió, igualmente, dos grandes exposiciones: Jesucristo y el Emperador Cristiano (2000) y Alonso Cano en Granada (2002).

El 24 de octubre de 2002, el papa san Juan Pablo II lo nombra arzobispo de Toledo y Primado de España, tomando posesión de su nueva sede arzobispal y primada el 15 de diciembre de 2002. En el ejercicio pastoral en la sede toledana erigió cuatro templos parroquiales y renovó los edificios e instalaciones de los Seminarios Diocesanos Mayor y Menor de Toledo; igualmente procedió a fundar el Instituto Superior de Ciencias Religiosas Santa María de Toledo y culminó y puso en marcha, como fruto sacerdotal del año 2000, el Centro Diocesano Hogar 2000 para el cuidado y rehabilitación de los enfermos de Sida. Inició las obras de acondicionamiento del Archivo Histórico Diocesano y del Archivo de Cruzada facilitando la consulta a los investigadores de los importantes fondos que en ellos se conservan, necesarios para conocer la vida religiosa de la vida en España en la época moderna y gran parte de la contemporánea. También impulsó la celebración de tres grandes exposiciones: A imagen y semejanza, 1.100 años de santidad (2004), Isabel, la Reina Católica. Una mirada desde la Catedral Primada (2005), y La Mujer vestida de Sol. La Inmaculada Concepción en el arte (2005).

El 24 de marzo de 2006, en el primer consistorio convocado por el nuevo papa Benedicto XVI, lo nombra cardenal presbítero de la Iglesia Católica con el título de San Pancracio extramuros, en Roma. Como signo de su espíritu católico y misionero, preocupado por todas las Iglesias y su evangelización, en estrecha comunión con Roma, ofrece la colaboración de la archidiócesis toledana y del clero de la misma, al que se unirán parroquias y laicos, para ayudar y potenciar la labor evangelizadora de la Prelatura de Moyobamba, en Perú.

Durante su pontificado en la archidiócesis primada fue vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española (2005-2008); miembro de honor de las Academias de Jurisprudencia y de Medicina de Granada. El 1 de diciembre de 2006 fue elegido miembro de número de la Real Academia de la Historia, ocupando la vacante dejada por Antonio Rumeu de Armas. El 14 de diciembre de 2006 fue nombrado hijo predilecto de la ciudad de Toledo, mereciendo la concesión de la Medalla de Oro por parte de dicho Consistorio. A la vez, mantuvo una constante actividad como conferenciante y asistente a congresos de carácter científico, recorriendo la geografía hispana y buena parte del extranjero ofreciendo su saber y sus reflexiones como pastor y pensador católico preocupado por hacer compatible la fe y la cultura en nuestro mundo actual, por defender los derechos del hombre, especialmente de los más pobres y necesitados, y de la Iglesia y su libertad: Roma, Novara, París, Nueva York, Nueva Jersey, Jerusalén, Postdam, Nantes, Lisboa, Praga, Bata, Brasilia, … etc.

El 9 de diciembre de 2008 fue nombrado Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en Roma, y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Toledo. Tomó posesión de la Prefectura el 11 de diciembre, a los dos días de su nombramiento, en un acto privado en la propia Congregación.

En 2013 participó en el Conclave donde fue elegido el nuevo Papa Francisco. El 16 de diciembre de 2013 es confirmado como miembro de la Congregación para los Obispos, mientras que el 15 de enero de 2014 es confirmado como consejero de la Pontificia Comisión para América Latina.

El 28 de agosto de 2014, el papa Francisco lo nombra arzobispo de Valencia, tomando posesión de la sede valentina el 4 de octubre de 2014. Con este nuevo nombramiento, dejaba su responsabilidad como Prefecto de la Congregación para el Culto y la Disciplina de los Sacramentos que había iniciado en 2008.

Entre los reconocimientos oficiales que ha recibido el cardenal Cañizares en su dilatada vida episcopal podemos señalar los siguientes: Medalla de oro del M. I. Ayuntamiento de Utiel y la concesión de su nombre a una avenida de la localidad; Maestre emérito del Capítulo Hispanoamericano de Caballeros del Corpus Christi en Toledo; Capellán de honor de la Real Cofradía de Caballeros Cubicularios de Zamora, en 2005; Académico numerario de la Real Academia de la Historia en sustitución de Antonio Rumeu de Armas (1 de diciembre 2006); El 4 de julio de 2007 fue nombrado Doctor honoris causa por la Universidad CEU Cardenal Herrera en Valencia (4 de julio 2007); Premio Guadalupe-Hispanidad, 2007 por La Real Asociación de Caballeros de Santa María de Guadalupe; Doctor honoris causa por la Universidad Católica de Ávila (18 de marzo 2010), fundada por él mismo en el año 1994; y, en 2010, se le concede también el 14 de junio del mismo año el título de Doctor honoris causa por la Universidad Católica San Antonio de Murcia, y por la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir.

Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies