Entrevistas

, Noticias


Santos García-Mochales: “He descubierto que los jóvenes tienen mucho que dar y ofrecer”

Cuando se refiere a los jóvenes no puede evitar su auténtica satisfacción por haberles tratado de manera directa durante todos los años de su ministerio sacerdotal. Natural de Ocaña, Santos García-Mochales, fue ordenado sacerdote en 2005 de manos del Cardenal Cañízares. Todavía, aunque solo por semanas, seguirá siendo el delegado de juventud y adolescencia de la archidiócesis. Sin querer afloran en su discurso recuerdos de auténtico cariño hacia las labores hasta ahora realizadas:  vicario parroquial en Villacañas, director de SEPAJU junto con la Pastoral Universitaria; esta misma mañana se dispone a partir con alrededor de 200 jóvenes de la archidiócesis para realizar el Camino de Santiago en su variante portuguesa.

Pocos días tras su nombramiento como nuevo formador del Seminario Mayor “San Ilefonso” nos recibe en su despacho de la Avenida de Europa de la ciudad de Toledo, donde  guarda con sumo cuidado cada uno de los signos y recuerdos de todas las actividades realizadas por el SEPAJU durante estos tres años en los que le ha tocado experimentar, en vanguardia, las palabras del Papa Francisco: “¡Hagan lío!”

Experiencia Pastoral

.- ¿Cómo resumes tu experiencia sacerdotal hasta ahora? Los primeros años de sacerdocio los viví con mucho entusiasmo y con mucha alegría; entre otras razones por la riqueza pastoral que me brindó la primera parroquia donde estuve como sacerdote, la de Villacañas, en todos los ámbitos: niños, jóvenes, impartiendo clases de Religión en el Instituto, con las familias, con los grupos parroquiales, etc. Creo que el sacerdote se va enriqueciendo con la misma comunidad cristiana. Fueron los años más hermosos, entre otras razones porque fueron los primeros de experiencia sacerdotal.

.- En el año 2014 fuiste nombrado delegado de Juventud y Adolescencia, ¿te lo esperabas? Pues no. Recuerdo perfectamente en qué momento sucedió: yo volvía de un campamento parroquial y fue entonces cuando recibí una llamada desde el arzobispado para indicarme que el Sr. Arzobispo quería hablar conmigo. Pero no me lo esperaba. Y para aumentar el susto, ya considerable, unieron a este nombramiento el de la Pastoral Universitaria. Y ha resultado ser una riqueza: el unir la pastoral de juventud con la universitaria. Y de hecho, todas las actividades de la pastoral de jóvenes han revertido en el campo de la pastoral en la universidad.

.- ¿Con qué te quedas de estos tres años? Han pasado muy rápidos. Una actividad totalmente distinta. Lo he vivido con mucha alegría: trabajar con los jóvenes es difícil pero también he descubierto que los jóvenes tienen mucho que dar y ofrecer. El apostar por ellos también es una riqueza. Ellos son testigos y esperan que los sacerdotes nos acerquemos a ellos y que les atendamos en las dificultades que les toca vivir.

Diversas Vivencias de Encuentros de Jóvenes

.- Te ha tocado vivir experiencias distintas y variopintas como delegado de SEPAJU…  Muchas y muy bonitas. Lo primero que me encuentro es un viaje a Tierra Santa con jóvenes en Navidad en 2014. Empezar como delegado de jóvenes así me ha marcado muchísimo. Lo siguiente fue preparar el Encuentro Europeo de Jóvenes de 2015 que lo resumo como un encuentro gozoso donde pude experimentar cómo los jóvenes vivían su fe de una manera muy natural en Ávila. Por donde quiera que pasábamos, la gente se cuestionaba algo. Y la JMJ de Cracovia con muchas experiencias: días en las dióceis, jmj propiamente. Nos sentimos acogidos y vimos la fe universal. Lo que más me marcó fue cómo se respiraba un silencio sagrado en la vigilia de jóvenes y por otro lado la alegría desbordante con mucha paz, esa alegría que viene de Dios. A todo esto hay que sumar todas las peregrinaciones diocesanas que me tocado vivir tanto a Guadalupe como a Urda.

.- Ahora te dispones a vivir el Camino de Santiago con cerca de 200 jóvenes de la archidiócesis ¿cómo será esta experiencia?  Hemos querido apostar especialmente por los jóvenes para que ellos tengan su propio camino e itinerario; marcando las edades para participar ya que es distinto ayudar a los adolescentes en su crecimiento que vivir propiamente la experiencia como peregrinos.

Realizaremos el camino portugués pasando antes por el Santuario de Fátima para vivir el Jubileo del Centenario de las aparaciones. El camino lo comenzaremos el día 2 de agosto desde la localidad portuguesa de Valença para dirigirnos a Tuy. Si Dios quiere, llegaremos a Compostela el día 5 y aprovecharemos hasta el día 8 para visitar otros lugares de Galicia y de Castilla y León, como Astorga o La Aguilera, donde se encuentra una comunidad de religiosas de “Iesu Comunio”.

.- ¿Qué te ha marcado en los años como delegado? Con lo que me quedo: el trabajo del día a día con el equipo de jóvenes que me encontré y que, posteriormente, he renovado; estar con ellos, animarles, etc. Ellos me han enseñado más a mí que yo a ellos. El trabajo lo hacen ellos. Y, también, el trabajo con sacerdotes: en estos tres años mi experiencia es también una pastoral muy sacerdotal; esto es algo propio del ministerio sacerdotal. Has de mostrar la importancia de la pastoral juvenil en los sacerdotes.

Con el Papa Francisco y con Don Braulio

.- Te ha tocado vivir el ministerio del Papa Francisco como delegado de jóvenes ¿cómo ha sido esta experiencia? Efectivamente: me ha tocado ser delegado juvenil en el pontificado del Papa Francisco. Ha sido un gran impulso en la pastoral juvenil. Él ha unido mucho a los jóvenes con los mayores. Siempre ha querido que los jóvenes no pierdan la referencia de los mayores. Me ha marcado mucho su cercanía; se ha hecho uno con los jóvenes. Botón de muestra es el Sínodo convocado para trabajar con los jóvenes. Es una preocupación que él tiene.

.- ¿Cómo resumes tu experiencia de trabajo con Don Braulio? Mi experiencia con Don Braulio se puede resumir con la siguiente frase: Siempre ha estado muy pendiente de la delegación de juventud ya que él ha querido participar en todo. Y si no ha podido en todo es porque no ha podido. Siempre muy preocupado por lo jóvenes: con sus sencillez y disfrutando con ellos.

Nuevo Formador en el Seminario Mayor “San Ildefonso”

.- ¿Qué te espera en tu nueva etapa como formador del Seminario Mayor? Me espera una nueva etapa; de mucha responsabilidad, de mucha atención pastoral. Te confían el tesoro de la diócesis: las vocaciones, el futuro de la diócesis. Estás pisando tierra sagrada. Has de dejar que el Señor haga su obra. Se trata de una tarea ilusionante, desbordante y asombrosa.

.- ¿Cuál sería tu mensaje a los jóvenes y a las parroquias de la archidiócesis? Que los jóvenes sigan apostando por Cristo y que se sigan ilusionando por Él. Que no dejen de vivir la comunión y que cuanto más se da, más se recibe. Y a las parroquias: que sigan apostando por los jóvenes; muchas veces se trata de un trabajo que no es gratificante pero merece la pena y que los frutos ya llegarán. Lo importante es la ilusión y esta es la realidad. Se trata de ofrecer algo que es seguro.

.- ¿Un hashtag para los jóvenes de la archidiócesis de Toledo? #NoTengasMiedodeOfrecerlaVidaporCristo  (de las palabras de San Juan Pablo II) .

 

Pin It
Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies