Plan Pastoral Diocesano
Plan Pastoral Diocesano

Noticias


Alocución en Zocodover: “Desligando al hombre de Dios, se ha desligado la ética de muchas parcelas del quehacer humano”

La toledana plaza de Zocodover ha acogido en la mañana de hoy, jueves 20 de Junio, la tradicional bendición con el Santísimo Sacramento que ha estado precedida por las palabras del Arzobispo de Toledo y Primado de España, Mons. Braulio Rodríguez Plaza.

Han participado en el cortejo procesional, los arzobispos, Mons. Arthur Roche, Secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos que ha presidido la procesión eucaristíca. También, Mons. José Rodríguez  Carballo, Secretario de la Congregación para los Institutos de la Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apóstolica.  Igualmente, el obispo de Albacete, Mons. Ángel Fernández Collado, quien ha impartido la bendición con el Santísimo Sacramento.

 

El diácono toma el viril para la bendición eucarística

 

Alocución

Antes de la bendición eucarística, don Braulio ha pronunciado su alocución con motivo de esta solemnidad del Corpus Christi en el calendario del rito hisapo-mozárabe: “Nuestro Dios, Jesucristo en la Eucaristía, llega a ser realmente compañero de nuestra vida. Se hizo carne, para poder hacerse pan. Se ha entregado en el fondo de la tierra y del trabajo del hombre; se ha puesto en nuestras manos y se ha introducido en nuestro corazón.”

Ha insistido el Arzobispo en la cercanía de Jesús-Eucaristía: “Hoy, en esta plaza, esta expresión de su cercanía debe penetrarnos de nuevo el alma: Dios está cerca, Dios nos conoce. Dios nos espera en Jesucristo, en el Santísimo Sacramento.”

 

El obispo de Albacete imparte la bendición con el Santísimo Sacramento

 

Adorar el misterio de la Eucaristía

Mons. Rodríguez Plaza ha exhortado a adorar el misterio eucarístico: “No pasemos de largo, por nuestra distracción y nuestra pereza, ante lo más importante y grandioso que se ha ofrecido a nuestra vida. Estamos ante este misterio admirable que no pueden encerrar los muros de nuestros templos. Pero tampoco pasemos descuidadamente de largo por ellos; entremos en nuestras iglesias al pasar y permanezcamos un rato ante el Señor, que está tan cerca como aquí en la Custodia.

Y ha proseguido subrayando la importancia que ocupa el sacramento eucarístico en los templos: “Nuestras iglesias no deberían ser casas muertas, vacías y aparentemente sin ninguna finalidad. Siempre sale de dentro de ella una invitación de Jesucristo. Lo más hermoso de las iglesias católicas es, precisamente, que en ellas siempre, de alguna forma, hay liturgia, porque en ellas siempre mora la presencia eucarística del Señor.”

 

La Custodia de Arfe en la plaza de Zocodover

 

Unión entre Dios y el hombre  en los Mandamientos

Por otro lado, Mons. Rodríguez Plaza ha insistido en la unión insoslayable entre el hombre y Dios: “Desligando al hombre de Dios, se ha terminado por desligar de la ética muchas parcelas del quehacer humano: ciencia, comunicaciones sociales, economía, política. Simultáneamente se ha do desligando el saber de la verdad, el trabajo de la realización de la persona, el progreso de la justicia social, el sexo del amor y de la procreación.”

Ha concluido la alocución del Primado de la siguiente manera: “Por medio de tus diez palabras/mandamientos de vida nos concedes sabiduría y orientación que debemos seguir para vivir rectamente y tratar con justicia a los más empobrecidos.”

 

El texto completo con las palabras pronunciadas en la Alocución se puede descargar en este enlace.

 

Pin It
Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida
Delegación de Apostolado Seglar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies