Noticias


“Por un buen uso de las redes sociales en nuestra Iglesia particular”

Archidiócesis de Toledo

Los obispos de la archidiócesis de Toledo, Mons. Francisco Cerro Chaves, arzobispo primado, y Mons. Francisco César García Magán, obispo auxiliar se dirigen a la comunidad diocesana con motivo de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales que la Iglesia celebra en la solemnidad de la Ascensión del Señor.

Lo hacen a través de un escrito titulado “Por un buen uso de las redes sociales en nuestra Iglesia particular”  y que han firmado el pasado 29 de mayo, domingo de la Ascensión del Señor.

Se subraya, en esta misiva, en relación al uso de los medios de comunicación social, que la Iglesia “aconseja y anima a sus fieles y, especialmente a los sacerdotes, a utilizarlos con entrega y equilibrio para que la misión se haga presente en todo el mundo”, apostillando que “la prensa escrita, la radio y la televisión han sido instrumentos para sembrar el Evangelio, a manos llenas, en nuestra sociedad.”

En relación a internet y las redes sociales, los prelados insisten en que “el continente digital puede ser un lugar de encuentro y de evangelización” a la par que exhortan que “la utilización de estos medios por parte del cristiano ha de estar siempre animada por el deseo de que este uso esté vivificado por un espíritu humano y cristiano (cfr. canon 822, párr, 2, del CIC).”

En este sentido ambos obispos afirman que “nuestra presencia en internet ha de estar marcada por la caridad y por la vivencia de los valores morales perennes que nos marcan los mandamientos.”

Los obispos de la archidiócesis recuerdan que los fieles no deben recibir “daño en su fe ni en sus costumbres”. A este respecto traen a colación el canon 823 del código de derecho canónico.

La carta con motivo de la celebración de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales se puede descargar en este enlace.

 

“La alegría de caminar juntos, también en Internet”

Se ofrece un “protocolo” para el uso del continente digital en orden a “recorrer juntos el camino de la vida cristiana y de nuestro ministerio, también en internet, cada uno con su sensibilidad personal y sus capacidades.”

  • Uso de los perfiles oficiales de la archidiócesis de Toledo y creación de perfiles oficiales y páginas web para informar “desde la responsabilidad y fidelidad a la doctrina católica”.
  • Que la presencia de los sacerdotes diocesanos en el continente digital “sea perfectamente reconocible y de contenido ejemplar para no ser motivo de escándalo. Nada de falsos perfiles que puedan dar pie a escondernos en el anonimato para parecer lo que en realidad no somos.”
  • No utilizar los cargos pastorales “para verter opiniones estrictamente personales”; en este sentido el arzobispo de Toledo pide “que las opiniones personales sean expresadas con el nombre propio y nunca bajo el paraguas del cargo o el ministerio que se nos ha confiado”.
  • Cuidar las transmisiones de las celebraciones eucarísticas a través de internet porque “entraña también una gran responsabilidad de cuidar, aún más si cabe, la dignidad de las celebraciones y la fidelidad a los libros litúrgicos.”
  • Creación de la “Comisión para el buen uso de internet” que sirve de orientación y que sirva para velar “por el bien común de los fieles (laicos, sacerdotes o consagrados) que tienen el derecho a recibir de sus legítimos pastores los mejores alimentos que nos conduzcan a la santidad.” Para dirigirse a esta comisión se ha establecido una dirección de correo electrónico: buenusodeinternet@architoledo.org

 

Las redes sociales, oportunidad excelente para evangelizar

En esta carta dirigida a la archidiócesis de Toledo, con motivo de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, los obispos insisten que las redes sociales son una “extraordinaria oportunidad para nuestro testimonio y para el anuncio de Cristo y de su Evangelio” a la par que se trata de “un reto para todos (…) el Espíritu Santo nos llama a estar vigilantes y a realizar un serio discernimiento sobre el uso de estos medios, que nos permita vivir en esta cultura sin perder la libertad para la que Cristo nos ha liberado.”

En este sentido, apuntan que las posibilidades que ofrece el continente digital han de ser “aprovechadas por los sacerdotes con audacia y creatividad para llegar a personas y a ámbitos de nuestra sociedad a las que no se podría hoy llegar si no es por estos medios.”

Igualmente agradecen, en este sentido, la labor de tantos sacerdotes que “se han preocupado de formarse bien en la utilización de los medios digitales y están echando las redes en este “océano”, haciendo de él un lugar con enormes posibilidades para la evangelización.”

 

Aspectos para cuidar de manera especial

Los prelados exponen varios aspectos que se han de cuidar en el uso del mundo digital.

Entre ellos insisten en la necesidad de “la vigilancia y del cultivo de aquellas virtudes morales que permitan el uso responsable de estos medios. Una excesiva pérdida de tiempo o un uso descontrolado y compulsivo del móvil o de otros soportes pueden ser señales de alarma que conviene atender.”

Animan al clero a ser “especialmente prudente y cauto en este tipo de comunicaciones, en las que cualquier imprudencia puede conllevar funestas consecuencias en la reputación del sacerdote.”

Se invita también a los sacerdotes a ser influencers a lo divino” recordando que “las redes sociales pueden ser un muy útil medio de comunicación con amigos y seguidores, de manera que, con las posibilidades ofrecidas por este medio, puede ampliar su misión de evangelizar y de guiar a los fieles“.

Subrayan la necesidad que en el ámbito sacerdotal “debe regir en sus intervenciones el sentido de la fe y la comunión eclesial, evitando cuanto pueda confundir o escandalizar a los fieles” a la hora de realizar publicaciones en redes sociales e internet.

El arzobispo y el obispo auxiliar recuerdan, igualmente, la necesidad de evitar dañar la comunión eclesial propagando “difamaciones o calumnias sobre el Papa, los obispos u otros pastores de la Iglesia. Antes de difundir una noticia tenemos la obligación moral de contrastar su veracidad”.

Por otro lado, se hace hincapié en la gravedad de utilización de perfiles falsos por parte del sacerdote: “El anonimato de los perfiles falsos en las redes es especialmente grave en el sacerdote que, a imagen de Cristo Buen Pastor, ha de ir siempre delante del rebaño que tiene encomendado para conducirlo a las fértiles dehesas de la gracia, por caminos de justicia y de paz.”

 

“Por un buen uso de las redes sociales en nuestra Iglesia particular” se puede descargar aquí.

Pin It
Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida
Delegación de Apostolado Seglar