Noticias


“Compartir la misma suerte de los pobres”: Reflexión de D. Javier Salazar

Archidiócesis de Toledo

Con motivo de la V Jornada Mundial de los Pobres, el consiliario diocesano de Manos Unidas y párroco de los Stos. Justo y Pastor, de Toledo, ofrece una reflexión que ofrecemos a continuación.

 

“COMPARTIR LA MISMA SUERTE DE LOS POBRES”

Artículo de D. Javier Salazar Sanchís

El 21 de noviembre de 2016, el papa Francisco instituía la Jornada Mundial de los Pobres, como colofón del Año de la Misericordia, pidiendo que se celebrara, desde entonces, en toda la Iglesia, en el XXXIII Domingo del Tiempo Ordinario. Este año, la V Jornada se celebra el domingo 14 de noviembre, con el lema “A los pobres siempre los tienen con ustedes”, mensaje publicado el pasado 13 de junio.

El Papa lanza un fuerte llamamiento a los cristianos y a los gobiernos de todo el mundo para que intervengan con urgencia y de una manera nueva, porque los pobres, también a causa de la pandemia, han aumentado de manera desproporcionada. Es necesario cambiar los estilos de vida, porque es el egoísmo el que causa la pobreza.

Este año el mensaje nos recuerda las palabras de Jesús en el sentido de que los pobres son hermanos y todos formamos parte de la misma comunidad. Con esta clave, el Papa Francisco nos indica que nuestro deber es ayudar, dar consuelo y auxilio a los más vulnerables para que tengan la dignidad que todas las personas merecen y puedan alcanzar la verdadera inclusión social”. Esta jornada nos lleva a plantearnos qué estamos haciendo en favor de nuestros hermanos. Esta propuesta nos conduce a un examen, personal y colectivo, sobre nuestra vida comunitaria inclusiva con los más desfavorecidos.

El Santo Padre subraya que “Jesús no sólo está de parte de los pobres, sino que comparte con ellos la misma suerte”, lo cual nos interpela directamente y nos plantea si nosotros compartimos los sufrimientos y esperanzas de nuestros hermanos necesitados.

El Papa nos urge a dar “un enfoque diferente de la pobreza.” Y esto supone un reto para los gobiernos y para todas las instituciones, entre las que se encuentra Manos Unidas, que debemos ofrecer una respuesta novedosa porque, hasta el momento, se tendía a colectivizar a los pobres. Ahora se trata de buscar una nueva visión integrada que nos permita encontrar soluciones al reto de la pobreza.

Manos Unidas lleva años desarrollando una labor de sensibilización en torno al problema de la pobreza y el hambre en el mundo, trabajando en la búsqueda de soluciones novedosas que contribuyan a superar estos retos con investigaciones y estudios a nivel internacional.

La pobreza se genera de múltiples formas y parece que las personas con menos recursos son vistas como una carga para la sociedad. Es por ello que, tal y como nos comenta el Papa: “Un mercado que ignora o selecciona los principios éticos crea condiciones inhumanas que se abaten sobre las personas que ya viven en condiciones precarias. Se asiste así a la creación de trampas siempre nuevas de indigencia y exclusión, producidas por actores económicos y financieros sin escrúpulos, carentes de sentido humanitario y de responsabilidad social.”

Manos Unidas y las distintas instituciones del Área de Caridad y Promoción Social de la archidiócesis de Toledo, desde sus distintas delegaciones y secretariados, seguirán trabajando por “la sensibilidad para comprender las necesidades de los pobres”, tal y como pide el Papa Francisco, haciendo especial hincapié en las nuevas formas de pobreza que afronta la humanidad y ofreciendo a todos una respuesta basada en el amor y en la caridad cristiana.
Invitamos a que todas las instituciones, tanto públicas como privadas –y, en particular, las católicas–, nos impliquemos con aquellos que nos están esperando. Acojamos las palabras del papa Francisco que nos pide que salgamos nosotros a su encuentro. “No podemos esperar a que llamen a nuestra puerta, es urgente que vayamos nosotros a encontrarlos en sus casas, en los hospitales y en las residencias asistenciales, en las calles y en los rincones oscuros donde a veces se esconden, en los centros de refugio y acogida.”

Nuestro arzobispo, el 14 de noviembre, en la Santa Catedral de Toledo presidirá una Eucaristía a las 17:30, con motivo de la V Jornada Mundial de los Pobres. No dejemos de “escuchar el grito de auxilio del hombre” y reflexionemos en el sentido que nos indica el Santo Padre: “Es importante entender cómo se sienten, qué perciben y qué deseos tienen en el corazón.”

Pin It
Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida
Delegación de Apostolado Seglar