Noticias


“Que el Corpus Christi nos haga a todos un poco más solidarios con los que sufren”

JuanF Pacheco

La Catedral Primada ha acogido esta mañana la solemne concelebración de la Misa en rito hispano-mozárabe con motivo de la fiesta del Corpus Christi. La ceremonia ha sido presidida por el Arzobispo de Toledo y Primado de España, Mons. Francisco Cerro Chaves, quien ha estado acompañado por el arzobispo y cardenal electo Mons. Arthur Roche, Prefecto del Dicasterio para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Igualmente, han concelebrado con el Primado, el arzobispo emérito de Toledo, Mons. Braulio Rodríguez Plaza , el obispo auxiliar de Toledo, Mons. Francisco César García Magán, el obispo emérito de Segovia, Mons. Ángel Rubio Castro y el obispo filipino de la diócesis de San Carlos, Mons. Gerardo Alminaza.

También han participado en la solemne concelebración eucarística, los miembros del cabildo primado y un nutrido grupo de sacerdotes.

Mons. Cerro ha comenzado su homilía saludando a los enfermos y a todos los que “siguen la celebración a través de los diferentes medios de comunicación social y las redes sociales”.

Don Francisco ha subrayado que se trata de una celebración del Corpus Christi única “porque hemos estado esperando que llegase este gran momento, de ver a Dios en la calle, en esta procesión única en el mundo”.

 

“Jesucristo, en la Eucaristía, es el remedio a nuestra soledad”

“La Eucaristía es Cristo, muerto y resucitado” ha exhortado el Primado. Y glosando el momento de la Última Cena de Jesús con sus apóstoles, el prelado ha indicado que “podemos decir que la Eucaristía es el remedio a nuestra soledad; quien ha conocido a Jesucristo en la Eucaristía, no está nunca solo”.

“Jesús se hace compañero, amigo inseparable, capaz de suscitar, en nosotros, el gozo y la alegría de vivir” ha abundado el arzobispo de Toledo.

 

Tres claves sencillas acerca de lo que es la Eucaristía

Mons. Cerro ha subrayado, durante su homilía, tres claves “de lo que es la Eucaristía, el Corpus Christi, el misterio central de nuestra fe”.

La primera de las claves es indicar que la Eucaristía es “sacramento de fe” en palabras de Mons. Cerro. “Jesús remacha, en el Evangelio, que quien coma de ese pan, vivirá para siempre”. Así ha exhortado el arzobispo de Toledo.

Don Francisco ha abundado: “Se trata de un misterio de fe para ser adorado, comulgado y, sobre todo, para ser celebrado, como hacemos nosotros en esta celebración del Corpus Christi, único y realmente inolvidable”.

Igualmente, el prelado ha subrayado que se trata la celebración de su “primer Corpus Christi, con esta normalidad”.

La segunda clave es que el Corpus Christi es “sacramento de esperanza”. En este sentido, el Primado ha indicado que “nuestro mundo no es un mundo que no crea; la sociedad de hoy es creyente a su manera y a su estilo. Quizá le cuesta más aceptar nuestra fe cristiana”.

El gran problema del mundo y de la sociedad es que ha perdido la esperanza porque este mundo es un mundo desesperanzado. No creemos casi en nada y no tenemos esperanza y la fe nos hace recuperar la esperanza”. De esta manera Mons. Cerro ha querido unir la necesidad que el mundo tiene de la esperanza. Para ello ha parafraseado al Papa Francisco: “Porque tenemos esperanza, porque nos la da el Señor: otro mundo es posible“.

La tercera clave indicada es que la Eucaristía es “sacramento de caridad”. “Hoy pedimos, especialmente, por los pobres y por los que viven y habitan en las diferentes periferias que Cáritas nos recuerda”.

“Que el Señor suscite en nosotros esa caridad, el amor de Dios, hecho realidad en el servicio a los más pobres y necesitados. Que el Corpus Christi nos haga a todos un poco mejores, un poco más solidarios con los que sufren y que nos acerquemos a las personas que viven inmersas en tantos dramas y dificultades”. Así ha concluido el arzobispo de Toledo su homilía en esta solemnidad del Corpus Christi 2022.

Pin It
Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida
Delegación de Apostolado Seglar