8ª Jornadas de Pastoral

, Noticias


Don Braulio en las Jornadas de Pastoral: “El mundo necesita del amor en la familia”

Ante más de 600 personas reunidas este sábado, 11 de enero, en el Salón de Actos del Colegio Diocesano “Nuestra Señora de los Infantes” de Toledo, el administrador apostólico de la Archidiócesis de Toledo, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, ha reiterado en las octavas Jornadas de Pastoral –que desde ayer se celebran en la ciudad imperial– que “el mundo necesita del amor en la familia, realidad natural que pierde su sentido sin su dimensión humana”. En la intervención inicial don Braulio Rodríguez Plaza ha señalado que “es bueno tener en cuenta a la familia como una realidad natural, una realidad que, cuando se desestructura, todo el sujeto humano y toda la sociedad está sufriendo”; por eso ha añadido– “estas jornadas son una ocasión para poner de relieve la familia en unos momentos en los que no está de moda en nuestra sociedad”, ya que según don Braulio Rodríguez “si no hay una familia, el ser humano vive, pero malamente”.

 

 

 

Ponencia de Xosé Manuel Domínguez

El ponente del sábado de estas Jornadas, dedicadas a la familia, Xosé Manuel Domínguez Prieto, doctor en Filosofía por la UCM y Director del Instituto de Familia de Ourense y del Centro de Acompañamiento Familiar de Ourense, en su primera ponencia, titulada sobre «Compromiso matrimonial: un reto de madurez», ha dado mostrado los “caminos prácticos” para madurar y sanar en matrimonio, comentando que “la persona está hecha para el amor y, por tanto, para comprometer su vida con otros y para otros”. Según el ponente “la falta de amor y de compromiso dificultan la vida matrimonial y crean profundas heridas”.

Xosé Manuel Domínguez, en una intervención muy dinámica con participación de algunos matrimonios asistentes a las Jornadas, ha dado las claves para vivir el matrimonio con alegría, porque “vivir la alegría del amor del matrimonio no es sencillo ya que las condiciones actuales van en dirección contraria”, resaltando que “el compromiso matrimonial es difícil desde el primer día hasta el último”.

Asimismo, ha comentado que “estamos hechos para el encuentro y para el diálogo de modo natural, porque no hay nada más antinatural que al aislamiento”. El director del Instituto de Familia de Ourense y del Centro de Acompañamiento Familiar de Ourense ha indicado que “en la unión matrimonial tiene que darse una máxima sonoridad de sonidos, estando la riqueza en la polaridad de sus miembros”. En este sentido, ha enfatizado que es “una estructura para la relación y estamos hechos para la comunidad, la comunidad y eso supone un compromiso en favor de los otros”.

 

 

“Estamos hechos para el amor”

Según Domínguez, “estamos hechos para el amor y nuestras principales heridas personales son carencias de amor. Nos produce heridas cuando falta el camino físico, cuando no valoro al otro, cuando no le atiendo, cuando no hay comunicación y el centro solo es uno”.

Por otra parte, en el turno de preguntas, ha dicho que “la mejor educación que puedes dar a tus hijos es cuidar tu matrimonio hasta la excelencia”

Pin It
Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida
Delegación de Apostolado Seglar