Plan Pastoral Diocesano
Plan Pastoral Diocesano

Entrevistas

, Noticias


Don Daniel Ramos: “La restauración de la Iglesia de San Francisco ha traído el hallazgo de una cripta”

La talaverana Iglesia de San Francisco reabre sus puertas hoy, 6 de septiembre, coincidiendo con la apertura del nuevo curso pastoral en la parroquia de Santa María, La Mayor, de la que depende jurídicamente.

La concelebración eucarística de hoy será presidida por el Vicario Episcopal de Talavera de la Reina, D. Felipe García.

Por otro lado, el Arzobispo de Toledo, Mons. Braulio Rodríguez Plaza, presidirá la solemne misa de acción de gracias por esta reapertura el próximo 4 de octubre, festividad litúrgica del titular del templo, S. Franciso de Asís.

Con este motivo, ofrecemos una entrevista al párroco de Santa María, La Mayor, D. Daniel-León Ramos Moreno. Esta entrevista ha sido realizada por el sacerdote talaverano, D. Jorge López Teulón.

 

Pregunta: Una pregunta, obvia, pero que siempre hacemos en estas ocasiones, ¿tan mal estaba el templo de San Francisco, para tener que emprender una reforma que ha durado tantos meses? ¿Qué es lo que se ha hecho?

Respuesta: La idea primera era la restauración del chapitel de la torre que se encontraba en estado ruinoso y con peligro de venirse abajo porque le faltaban chapas de zinc, que hacen de tejado y consecuentemente el armazón que es todo de madera estaba podrido.

Como tuvimos la fortuna de encontrarnos con un donativo en forma de herencia de dos hermanos, feligreses de la parroquia, (D. Luis y Dª Maria Antonia Sáenz Moro), decidimos ampliar la restauración al interior del templo, sobre todo mirando a las bóvedas y tejado de las naves laterales.
Teniendo en cuenta que, para realizar cualquier obra en un templo de estas características, es imprescindible una previa actuación arqueológica, se puede suponer que algo nos íbamos a encontrar, aunque nunca pensábamos que los hallazgos nos iban a retrasar y encarecer tanto la obra.

Primero fue el hallazgo de una cripta en la parte superior de la nave derecha, que ocupa todo el espacio de esa “capilla”, la única que tiene techo gotico-mudejar, con tres escudos de madera que también han tenido que ser restaurados.

A continuación, en la misma capilla aparecen dos muros hacia el exterior: Uno con dos ventanas y otro con una ventana. Entre ambos se encuentra un osario.
Por lo que se refiere a las naves de la parte izquierda, se encuentran con un falso techo interior que sustituyó a un artesonado que hubo antes. Descubrimos que las maderas de más de la mitad de la nave están podridas y la otra mitad ya había sido sustituida por una falsa bóveda del grosor de un solo ladrillo.

Si a eso unimos las persistentes humedades en la fachada sur y oeste del templo, llegamos a la conclusión de que hay que hacer una gran reforma que se ve ampliada por los diversos enterramientos aparecidos y las pinturas en algunas partes del templo que hay que conservar o, si hubiera medios económicos para ello, restaurar.

Por tanto se decide que además de la consolidación de toda la estructura del templo se acometerá la nueva electrificación total; megafonía totalmente nueva; piso de mármol; nueva escalera de subida al coro y calefacción renovada.

 

D. Daniel Ramos durante una concelebración eucarística

 

P: ¿Cuál es la historia de este iglesia?

R: Para este punto nos dejamos guiar por Ildefonso Fernández Sánchez en su Historia de Talavera de la Reina.

Existían dos parroquias muy cercanas: una en la Plaza de Santa Leocadia, dedicada a Santa Eugenia y otra en la actual Iglesia de San Francisco, dedicada a Santa Leocadia. Entre ambas apenas contaban con 500 habitantes. Fray Hernando de Talavera pidió al cardenal D. Pedro González de Mendoza la parroquia de Sta. Leocadia para que se instalaran en ella los Franciscanos. El cardenal se lo concedió con una autorización fechada en Guadalajara el 2 de octubre de 1494.

Tal vez esto explique la aparición del escudo del ya arzobispo fray Hernando de Talavera en una de las vigas existentes sobre la cúpula de la Iglesia. Posiblemente como agradecimiento de los franciscanos.

La otra parroquia quedaría con el nombre de Santa Eugenia y Santa Leocadia. Pero el cura párroco de la misma sería el que de los dos sobreviviera al otro. Y así permanecieron unidas hasta que en 1821, suprimidos los franciscanos y quedando en ruinas la Iglesia de Santa Eugenia y Sta. Leocadia, se trasladó la sede de dicha parroquia a la actual Iglesia de San Francisco.

 

Retablo de la Iglesia de San Francisco

 

P: Alguna vez hemos recordado que como párroco le tocó vivir en 2007 la beatificación del beato Saturnino Ortega Montealegre. A don Saturnino ya le tocó trabajar en la mayoría de esas mismas encomiendas. ¿Qué ha significado el beato para Usted?

R: El Beato Saturnino es un símbolo para todos los feligreses de la parroquia, que acuden diariamente a rezar ante sus restos y que le invocan como intercesor en sus necesidades. Poder tener en la Iglesia de S. Francisco sus restos mortales y una pequeña pero interesantísima visión de su vida y de su obra en Talavera, en unos cuadros informativos, ayuda mucha a las personas a conocerle e interesarse por él.

A mí personalmente me sirve de guía, por lo que fue capaz de hacer en unos momentos tan difíciles y cómo afrontó la realidad de su vida sacerdotal y de su muerte martirial, ya que he tenido la suerte de poder escucharlo de feligreses que le conocieron, le trataron y le quisieron y se sintieron queridos por él.

 

Pin It
Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida
Delegación de Apostolado Seglar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies