Noticias


D. Francisco Cerro frente a la imagen de Ntra. Sra. de Guadalupe

“La espiritualidad mariana tiene un fruto que es la identificación con los sufrientes, con los pobres”

Archidiócesis de Toledo

Don Francisco Cerro, Arzobispo de Toledo, dedica su primer escrito dominical del mes de mayo a María, la Madre de Dios. Su carta semanal lleva por título: “Devoción a María”.

Mons. Cerro indica que se trata de un mes “de autentica gracia para los cristianos que viven lo que dice san Juan de Ávila: Prefiero estar sin pellejo antes que sin devoción a la Virgen.

 

Tres claves para “ser cristianos coherentes”

El Arzobispo de Toledo ofrece tres claves para vivir el amor y devoción a María, en este mes dedicado a ella.

1. CENTRALIDAD DEL CORAZON DE CRISTO DESDE LA TRINIDAD:  “La riqueza de la Madre es su Hijo, que, como Redentor del mundo enviado por el Padre, nos envía el Espíritu Santo, Señor y Dador de vida, que tiene como misión en nosotros, la misma que en María, es decir, formar en nosotros por obra del Espíritu Santo los sentimientos del Corazón de Jesús.”

2. VIVIR EN EL GOZO DE SER IGLESIA: “María, Madre de la Iglesia, nos ayuda en ese amor a la Iglesia, que como Madre y Maestra es la cuna, como en Belén, desde donde María entrega a su Hijo”. Mons. Cerro invita a vivir en plena comunión con el sucesor de Pedro “que hoy se llama Francisco”.

3. SERVICIO A LOS MÁS POBRES: “La espiritualidad mariana (…) tiene un fruto que es la identificación con los sufrientes, con los pobres, para vivir con la riqueza de Cristo que nos lleva a una profunda solidaridad con los mas necesitados.”

Don Francisco concluye su escrito recordando que la Archidiócesis “vive con gozo el jubileo mariano de la Virgen de Guadalupe”.

Para acceder al texto completo del escrito dominical: pinchar aquí.

 

Pin It
Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida
Delegación de Apostolado Seglar