Noticias


Momento de la procesión de antorchas por las calles de Toledo

Mons. Cerro: “Con la paz no se pierde nada, con la guerra se pierde todo”

JuanF Pacheco

El templo de Santa María, la Blanca, de la ciudad de Toledo acogía, durante la tarde del pasado domingo 13 de marzo, una vigilia de oración para pedir por la paz, que fue presidida por el arzobispo de Toledo, Mons. Francisco Cerro Chaves y en la que participaba la comunidad ucraniana residente en Toledo.

Mons. Cerro convocó este acto el pasado 7 de mazo a través de una carta, en la que anunciaba la presencia de la imagen de la Virgen de Fátima durante este momento de oración especial  al Príncipe de la Paz, para que nos alcance la desescalada del conflicto y los gobernantes de los pueblos puedan encontrar soluciones pacíficas”.

El acto daba comienzo a las 6 de la tarde con cantos y con el testimonio de varios ucranianos residentes en la ciudad de Toledo.

 

“Si quieres la paz, defiende la vida”

Don Francisco Cerro, durante su alocución, recordaba cariñosamente el momento de encuentro con la comunidad católica ucraniana “durante la visita pastoral realizada en las parroquias de san Andrés y san Cipriano durante el pasado mes de noviembre”.

El Arzobispo de Toledo indicaba que “ante este tema solo podemos decir no a la guerra”. Recordaba asimismo unas palabras del papa Francisco: “Con la paz no se pierde nada, con la guerra se pierde todo”.

Igualmente, el Primado aseveraba que “estamos convencidos de lo que subrayamos en la Jornada Mundial por la Paz que celebramos el 1 de enero: si quieres la paz, defiende la vida“. En este sentido, ha subrayado que “la guerra desprecia la vida, la de todo tipo de personas vulnerables”.

Don Francisco aseguraba que se alegraba de pedir por la paz ante la imagen de Ntra. Sra. de Fátima, rememorando la visita a Fátima realizada por el papa Benedicto XVI, en el año 2010, y en la que el Primado también participó siendo obispo de Coria-Cáceres. En este sentido realizaba la siguiente reflexión: “Recuerdo decir al papa Benedicto XVI que la Virgen de Fátima es la Virgen de los tiempos difíciles“, apuntando también que “Ella siempre está suscitando esperanza a sus hijos”.

Quiso remachar, el Arzobispo de Toledo, a colación de la situación actual que sufre el pueblo de Ucrania: “Quizá la penúltima palabra la podrán tener los dictadores de todos los tiempos, pero la última palabra la tiene el Señor, la tiene el pueblo que sufre“.

El acto concluía con la recitación, ante la imagen de Ntra. Sra. de Fátima, de una oración para pedir la paz. En este sentido, don Francisco insistía: “Pedimos a la Virgen de Fátima que interceda ante el Padre Dios para que cese todo tipo de guerra, todo tipo de violencia”.

Seguidamente, daba comienzo el rosario por las calles. Durante este acto, la imagen de la Virgen de Fátima acompañó a todos los asistentes, hasta llegar a la iglesia parroquial de santo Tomé, donde se celebró la Eucaristía, con motivo del comienzo de la visita pastoral a esta parroquia toledana.

 

Número de cuenta habilitado para ayudar

Don Francisco Cerro, en su carta del pasado 7 de marzo, recordaba que «desde hace días, Cáritas ha habilitado un número de cuenta para canalizar nuestra ayuda material. Dado que, por el momento, no parece prudente hacer otro tipo de recogidas o envíos con los medios de que disponemos, os invitamos a seguir colaborando a través de esta vía segura y eficaz que es siempre la intervención de la organización internacional de Cáritas. El número de cuenta para este fin es el siguiente: ES31 2100 5731 7502 0026 6218».

 

Pin It
Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida
Delegación de Apostolado Seglar