Año Sacerdotal

, Noticias


Foto: Seminario Mayor "San Ildefonso" de Toledo

Nueve obispos y más de 200 sacerdotes en la celebración jubilar de san Ildefonso

Archidiócesis de Toledo

La Catedral Primada de Toledo ha acogido, esta mañana, en la solemnidad de san Ildefonso, la concelebración eucarística, en rito hispano-mozárabe, en la que han participado nueve obispos y alrededor de 250 sacerdotes. Igualmente, ha contado con la presencia de las autoridades civiles de la ciudad, de la provincia y de la región. Al final de la celebración  se ha impartido la bendición apostólica con indulgencia plenaria.

La solemne Misa ha sido presidida por el Arzobispo de Toledo y Primado de España, Mons. Francisco Cerro Chaves. Junto a él, han concelebrado los siguientes obispos: Mons. Francisco César García  Magán, obispo auxiliar de Toledo y secretario general de la Conferencia Episcopal Española; el arzobispo emérito de Toledo, Mons. Braulio Rodríguez Plaza; el obispo de Terrassa, Mons. Salvador Cristau Coll; el obispo de Albacete, Mons. Ángel Fernández Collado; el obispo de Córdoba, Mons. Demetrio González Fernández; el obispo de Coria-Cáceres, Mons. Jesús Pulido Arriero; el obispo emérito de Segovia, Mons. Ángel Rubio Castro; y el obispo de la diócesis cubana de Cienfuegos, Mons. Domingo Oropesa Lorente.

Han sido cerca de 250 sacerdotes los que han vivido este jubileo sacerdotal, convocado en la festividad del patrono de la Archidiócesis, con motivo del año sacerdotal que celebra la Iglesia diocesana de Toledo durante este curso pastoral, en el que se recuerda el 50 aniversario de la carta pastoral del cardenal don Marcelo González Martín, “Un seminario nuevo y libre”, con la que renovaba el Seminario Diocesano, siguiendo las indicaciones del Concilio Vaticano II.

 

Vista general de la nave central de la Catedral Primada. Foto: Seminario Mayor de Toledo

 

Profunda fidelidad a la Iglesia y al sucesor de Pedro

El Primado, durante su homilía, ha evocado la figura del arzobispo don Marcelo González Martín, cuyo 52 aniversario de toma de posesión en la Seo toledana se celebra hoy. Igualmente ha ponderado su ministerio episcopal, desarrollado en la Archidiócesis durante 23 años.

Mons. Cerro ha subrayado que la carta pastoral “Un Seminario Nuevo y Libre” del cardenal don Marcelo es una “de las cartas pastorales más luminosas que se han escrito sobre el Seminario, sobre la formación de los pastores” a la par que ha recordado que han sido “más de un millar los sacerdotes los que han pasado y se han formado en el Seminario de Toledo (…) para el servicio de la Iglesia universal, como repetía don Marcelo”.

El prelado ha subrayado tres aspectos que tanto el obispo san Ildefonso como sus sucesores han transmitido al Pueblo de Dios. En primer lugar, ha insistido en la necesidad de formar sacerdotes “con los sentimientos del corazón de Cristo”, tal como repetía el cardenal don Marcelo.

Seguidamente, ha querido poner el acento en la necesidad de “amar profundamente a la Iglesia” tal como lo llevó a cabo Mons. González Martín, de quien “aprendimos el amor y el cariño hacia el sucesor de Pedro”. “Es el sucesor de Pedro, hoy llamado Francisco, quien sigue diciendo al mundo quién es Cristo” ha insistido el prelado.

El tercer aspecto a destacar, en palabras del Arzobispo de Toledo, es “algo que el cardenal don Marcelo vivió profundamente y que hoy es más necesario que nunca: la fidelidad al Concilio Vaticano II”. En este sentido ha recordado que el Concilio es “continuidad sin ruptura”. 

“Siempre recuerdo esa profunda fidelidad a lo que decía la Iglesia”. Así ha rememorado don Francisco Cerro la figura de don Marcelo, a la par que ha exhortado: “la fidelidad no es el que mira al pasado con nostalgia (…) sino el que mira donde está empezando una nueva etapa, una nueva vida”.

“Queremos vivir en profunda comunión con lo que la Iglesia nos pide hoy, amándola profundamente, a ella y al sucesor de Pedro”. Son las palabras con las que ha concluido la homilía.

 

“Sois la mayor riqueza de la archidiócesis toledana”

Tras la oración final de la Eucaristía, ha sido el obispo auxiliar, Mons. García Magán, quien se ha dirigido a todos los presentes, agradeciendo las palabras pronunciadas por don Francisco Cerro. “Es un día de agradecimiento, de dar las gracias por nuestro presbiterio, un presbiterio entregado, trabajador, comprometido y que ora por el Pueblo de Dios, que le ha sido encomendado”

También ha evocado la figura de don Marcelo del que ha subrayado su legado: “la comunión siempre con la Iglesia y de adhesión siempre al sucesor de Pedro. Fuera de Pedro jamás hay Iglesia del Señor Jesús”. Y dirigiéndose a todo el presbiterio presente en la ceremonia ha afirmado: “Sois la mayor riqueza de la archidiócesis toledana”.

Tras la bendición final, todos los seminaristas y sacerdotes, junto con los obispos concelebrantes, se han dirigido en procesión hasta la capilla de la Descensión, donde se ha llevado a cabo la renovación de las promesas sacerdotales y donde se ha dado a venerar la reliquia de san Ildefonso. A diferencia de otras ocasiones, en este año sacerdotal, la procesión ha pasado delante de la capilla de san Ildefonso, donde reposan los restos mortales del cardenal don Marcelo.

 

Pin It
Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida
Delegación de Apostolado Seglar