Entrevistas

, Noticias


Raúl Tinajero: “Los jóvenes deben sentirse verdaderos protagonistas en la evangelización”

El sacerdote diocesano Gonzalo-Raúl Tinajero Ramírez ocupa, desde hace unos años, la dirección del departamento de juventud de la comisión episcopal de apostolado seglar.

Desde este cometido le ha tocado vivir en primera persona el último Sínodo dedicado a los jóvenes y, actualmente, está dando a conocer los frutos de esta gran cita eclesial por toda la geografía nacional. Para él es primordial que “los jóvenes conozcan las conclusiones del Sínodo” y, por ende, la exhortación apostólica “Christus Vivit”.

Nos atiende en su despacho de la madrileña calle Añastro desde donde se trabaja intensamente para que los jóvenes españoles puedan conocer la última exhortación apostólica del Papa Francisco.

 

Pregunta: ¿Cuáles fueron las iniciativas de la Conferencia Episcopal para la preparación al Sínodo?

Respuesta: Desde el departamento de pastoral juvenil ofrecimos distintas iniciativas para que pudieran participar los jóvenes españoles de manera activa en el sínodo. Por supuesto que cada diócesis también procuró distintas iniciativas para concienciar de este momento tan importante.

Entre los materiales que ofertamos cabe destacar los siguientes:
– Encuesta dirigida expresamente a los jóvenes, sobre el cuestionario del Documento preparatorio.
Iglesia en diálogo, una iniciativa cuyo fin era provocar el diálogo y la escucha de los jóvenes, especialmente jóvenes alejados, organizadas por las diócesis en espacios distintos (centros culturales, cafeterías, espacios abiertos… ) a los que solemos utilizar que son de nuestro ámbito eclesial.
– Seminario nacional de jóvenes: 40 jóvenes representantes de todas las realidades de pastoral juvenil de España se reunieron durante un par de días para valorar el trabajo realizado en las síntesis presentadas a Roma sobre la realidad pastoral juvenil en España.

A todo ello, habría que sumar las actividades organizadas por cada una de las diócesis españolas.

 

P: ¿Qué han pedido los jóvenes a la Iglesia?

R: Los jóvenes piden que se les escuche; esta petición es común en todas las diócesis y en todas las realidades de pastoral juvenil. Muchos de ellos piden a la Iglesia que tenga una actitud de cercanía y de apertura hacia el mundo de hoy.

 

Raúl Tinajero pudo saludar al Papa Francisco durante la celebración del Sínodo dedicado a los jóvenes

 

P: ¿Más aspectos concretos de las peticiones juveniles a la Iglesia?

R:  A ellos les gustaría una Iglesia que no se aleje del mundo, sino que se comprometa con el mundo, proponiendo el Evangelio de Jesús.

Igualmente piden que la Iglesia atienda los retos con las siguientes actitudes: aceptación de las diferencias, tolerancia, diálogo, claridad evangélica, sabiduría para transmitir el mensaje del que es depositaria.

En definitiva, los jóvenes piden a la Iglesia que no juzgue, que escuche y acoja, que sea inclusiva, samaritana y misericordiosa.

 

P: En su contacto con los jóvenes españoles durante estos últimos meses ¿qué le decían acerca de sus deseos? 

R: A la mayoría de los jóvenes les gustaría una Iglesia más moderna, que sepa comunicarse mejor con los hombres y mujeres de hoy.

Me llama la atención el deseo de que se utilice el lenguaje que se utiliza en este tiempo, que se renueve en sus mensajes, que conecte con ideas de hoy, que no sea excesivamente moralista y que proponga una liturgia viva y cercana.

Los jóvenes quieren una Iglesia fiel a Jesús y a su Evangelio.

 

Acompañando a D. Carlos Escribano, obispo de Calahorra-La Calzada y Logroño, y a un grupo de jóvenes españoles.

 

P: ¿Y qué han reflejado las encuestas previas al Sínodo?

Ellos quieren una Iglesia coherente y creíble. Las encuestas proponen además estas actitudes: cercanía, acogida, humildad, transparencia, alegría, atención a los más pobres.

Llama la atención que la juventud está pidiendo una Iglesia comprometida con la justicia, la solidaridad y el cuidado del planeta.

Para esto, es fundamental que sea cercana a las causas nobles, que se ocupe de los más pobres, denunciando lo que destruye la vida de las personas, margina, excluye, o sea motivo de iniquidad.

 

P: ¿Cómo queda la labor pastoral de los laicos jóvenes tras el Sínodo?

R: La iglesia les pide que aquellos que están viviendo su encuentro personal con Cristo, den un paso hacia delante, se sientan llamados a ser verdaderos evangelizadores, y asuman la corresponsabilidad de anunciar a Cristo en todos los ambientes, ofreciendo su creatividad y su esperanza. Como les dijo el Papa Francisco en Panamá: que asuman que no son sólo el futuro, sino que son el “ahora de Dios”.

Igualmente, los jóvenes también piden un laicado cada día más consciente de su misión y corresponsable; pero, además, piden la necesidad de unos pastores cercanos a los jóvenes.

Se reconoce con alegría que muchos pastores están cerca de los jóvenes.

 

P: ¿Cómo se podría resumir esta exhortación apostólica?

R: Es una llamada a la esperanza en Cristo Vivo, de ahí la importancia del capítulo IV de al Exhortación, donde nos hace una llamada a anunciar el Kerigma, tratando de sembrar esperanza y vida, desde Cristo, para este mundo.
Es una oportunidad para seguir ahondando en la propuesta del Papa Francisco, de ofrecer respuestas al momento actual, partiendo de la Alegría del Evangelio y poniendo el protagonismo y la responsabilidad en los jóvenes.

 

P: ¿Esta exhortación apostólica supone un cambio en el modus operandi de la pastoral juvenil?

R: Es una llamada a un cambio paradigmático a la hora del planteamiento de la pastoral con los jóvenes.

Durante mucho tiempo, y ha sido algo positivo, hemos salido como Iglesia a mostrar a la Iglesia. Hoy la situación es distinta, la lejanía que se ha producido entre los jóvenes y la iglesia, la iglesia y los jóvenes, hace que en este momento debamos salir como iglesia, en actitud de humildad, acogida, misericordia y ternura, a mostrar a Jesucristo y será Jesucristo quien los traiga a la Iglesia. Cristo en el centro de todas nuestras propuestas pastorales.

Para ello se hace vital una pastoral juvenil donde aparezcan los siguientes aspectos:  el primer anuncio, el acompañamiento , el discernimiento vocacional, favorecer procesos formativos que ayuden al joven a seguir creciendo en su maduración de fe, etc.

 

P: ¿Qué toca hacer ahora a los jóvenes y, concretamente, a los españoles?

R: Deben hacer suya esta llamada que les hace el Papa a sentirse verdaderos protagonistas en la tarea de la evangelización; a asumir responsabilidades, siendo conscientes que también los adultos debemos ofrecerles estas responsabilidades.
Debemos invitarles a conocer las conclusiones del sínodo, como la exhortación del Papa. Para ello desde el departamento de juventud estamos preparando un material, que estará para el inicio del próximo curso. Ello podrá ayudar a los jóvenes a hacer suyas las indicaciones y los retos que el Papa ofrece en la exhortación y las conclusiones del Sínodo.

 

P: ¿La cita más interesante de Christus Vivit desde su punto de vista?

R: Lo importante es hacer una lectura completa, porque son muchos detalles que se podrían destacar. Aún así, recomiendo vivamente leer la introducción que nos ayuda a centrarnos; también el capítulo IV completo y el capítulo VII completo.

 

 

P: ¿Una cita del Papa que resuma la exhortación apostólica?

R: Una es complicado. Ofrezco varias que pueden darnos una idea:

– Vive Cristo, esperanza nuestra y Él es la más hermosa juventud de este mundo.

– Más allá de cualquier circunstancia, a todos los jóvenes quiero anunciarles ahora lo más importante, lo primero, eso que nunca se debería callar. 

– Es necesario que la Iglesia no esté demasiado pendiente de sí misma sino que refleje sobre todo a Jesucristo. Esto implica que reconozca con humildad que algunas cosas concretas deben cambiar, y para ello necesita también recoger la visión y aun las críticas de los jóvenes.

– Es muy importante dar lugar a una “pastoral popular juvenil”, que tiene otro estilo, otros tiempos, otro ritmo, otra metodología.

 

Pin It
Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida
Delegación de Apostolado Seglar