Noticias


Generación de empleo a través de la donación de ropa usada a Cáritas

Archidiócesis de Toledo

El programa de Reutilización de Ropa de Cáritas Diocesana de Toledo es un programa de economía social iniciado en 2014 y dirigido a la gestión integral y reutilización de la ropa usada, sea a través de la ayuda social a familias necesitadas, el reciclaje industrial o la venta a través de tiendas de ropa de segunda mano de la marca Moda Re. En el proceso de recogida, transporte, almacenamiento, clasificación, higienización, reciclaje, donación social o venta, se sostiene un proyecto social con empleo de inserción y el cuidado medioambiental. Desde 2018, esta gestión se realiza a través de Inserta Toledo, la empresa de inserción promovida por Cáritas, la primera empresa de inserción social de la provincia de Toledo.

Este proyecto textil se enmarca dentro de la red nacional moda re –promovida por Cáritas Española– que recoge los residuos textiles recibidos a través de sus 160 contenedores y los envía a las plantas que la propia red de Cáritas gestiona para su clasificación y mejor aprovechamiento.

 

Objetivo: 180 contenedores en la Archidiócesis

El objetivo de Inserta Toledo es que a finales de año haya 180 contenedores en la Archidiócesis de Toledo y se puedan recoger cerca de 1.000 tn de ropa usada. En los últimos meses se han instalado contenedores de recogida de ropa usada en Nambroca, Consuegra y Villanueva de Alcardete. Y se están negociando con algunos ayuntamientos nuevas instalaciones. Los contenedores están presentes en 99 localidades de la provincia, prestando un servicio gratuito a estas localidades que de esta forma colaboran con una recogida selectiva de la ropa usada.

Según el gerente de Inserta Toledo, Francisco Villacampa, “en los contenedores de Cáritas recogemos más de tres toneladas de media de ropa usada cada día de trabajo. En temporada alta, podemos recoger hasta 8 toneladas al día. Parte de la ropa se somete a un proceso de clasificación e higienización. De la selección, algunas prendas están destinadas a ayuda social y otra parte para la venta en la tienda moda re de Toledo. El resto de ropa se envía a las plantas de reciclaje de Cáritas o a empresas de gestión de residuos. De esta forma favorecemos que el 100% de la ropa tenga un segundo uso y cumplimos con el deber cristiano del cuidado de la Casa Común, con la realización de buenas prácticas medioambientales”.

 

Inserción laboral

La donación de ropa usada en los contenedores de Cáritas Diocesana de Toledo también permite la generación de puestos de trabajo destinados a colectivos en situación de exclusión social. En la actualidad en Inserta Toledo hay 11 personas contratadas, de las que 6 se dedican a la recogida de ropa usada y clasificación. Francisco Villacampa resalta la importancia de depositar la ropa usada en los contenedores de Cáritas porque “aparte de ayudar a la entidad se contribuye al cuidado del medio ambiente, pues la industria textil es la segunda más contaminante del planeta”.

En 2020 Inserta Toledo recogió 708,4 toneladas de ropa usada, un 24% menos que en 2019 que superó las 942,6 toneladas, debido a la pandemia. En lo que llevamos de año se ha recogido más de 370 toneladas.

El gerente de Inserta Toledo agradece a los ciudadanos la colaboración con la donación de la ropa en la red de contenedores de ropa y continúa animando “a que depositen la ropa en nuestros contenedores porque no solo están protegiendo el medioambiente sino que están ayudando a la generación de empleo de inserción”.

 

Pin It
Cáritas Toledo
Delegación de Familia y Vida
Delegación de Apostolado Seglar